Se empieza con la marca Premium Rossetta: el objetivo es construir una segmentación de la oferta, con cultivares innovadores con bajo impacto ambiental, como explica Alida Stigliano, responsable de marketing y comunicación de esta empresa de obtención vegetal.

Un Club varietal de fresa: marcas que identifican un posicionamiento claro en base a diferentes clusters de consumidores. Y una segmentación de la oferta para cubrir el lineal 8 ó 9 meses al año. Este proyecto de mejora, dirigido a todos los actores de la cadena de suministro (viveristas, productores y distribuidores), ha sido ideado por Nova Siri Genetics, una empresa obtentora de Policoro (Matera, Italia), especializada en la investigación, experimentación y multiplicación de variedades innovadoras con bajo impacto ambiental. En estas semanas comienza el lanzamiento de la marca Rossetta (variedad NSG 120), gama Premium de la oferta del Club, disponible de enero a junio. Se distingue por una buena shelf- life, calibre medio-grande, coloración roja media uniforme, buena textura de pulpa y brix de alto grado. Apoyando este lanzamiento, se llevará a cabo una campaña de promoción y comunicación, principalmente B2B, tal y como nos explica Alida Stigliano, responsable de marketing y comunicación.

¿Cuántas variedades de fresas han sido desarrolladas hasta ahora por Nova Siri Genetics, cómo se diferencian y qué calendario cubren?

Experimentamos con cultivares de bajo requerimiento de frío, adecuados para climas mediterráneos con características que responden a las demandas específicas del mercado y garantizan la remuneración correcta para todos los actores de la cadena de suministro. En estos años hemos patentado 10 variedades: la más extendida entre los productores del sur es, sin duda, Melissa, temprana, rústica y productiva.

Más recientemente, se han introducido tres variedades, NSG 120, NSG 203 y NSG 207: cultivares rústicos tempranos con excelentes características organolépticas, complementarias entre sí, ya que son capaces de permitir a los productores ofrecer fresas al mercado durante unos 8 meses del año. La variedad NSG 120 se comercializa bajo la marca Rossetta, que forma parte del proyecto del Club varietal. Es una variedad de gama premium con un alto grado Brix. NSG 203 y NSG 207 se comercializan bajo las marcas Marimbella y Gioelita respectivamente. Todas las variedades se gestionarán con la fórmula del Club.

Marimbella está generando mucho interés en Campania y Sicilia por su alta precocidad y productividad. Esto le permite entrar en producción ya en los meses de otoño hasta finales de la primavera. Gioelita se caracteriza por una excelente shelf-life y consistencia de la pulpa capaz de mantener su frescura durante mucho tiempo, por lo tanto, para ser exportada incluso a los mercados más distantes.

Shelf-life, sabor, pero también, entre los parámetros considerados, está el bajo impacto ambiental.

El objetivo de nuestra investigación es combinar la sostenibilidad, las cualidades organolépticas de los frutos y la precocidad, aspectos esenciales para garantizar la continuidad de la oferta de fresa.

Las variedades Melissa y NSG 203 se adaptan muy bien a los métodos de producción de residuos orgánicos y nulos, siendo variedades rústicas y vigorosas que necesitan un menor uso de fitosanitarios. Nuestras variedades también son adecuadas para cultivos hidropónicos y todas cultivadas en un entorno protegido, teniendo en cuenta que la entrada en producción tiene lugar en los meses de invierno. Nuestro proyecto también proporciona apoyo técnico a los productores con el fin de mejorar las técnicas de cultivo en términos de sostenibilidad.

¿Cuál es el propósito del proyecto?

Hoy en día no hay diferenciación que permita al consumidor entender frente a un mostrador de supermercado cuál es la diferencia entre una fresa u otra. A menudo la elección se basa en el precio. El objetivo del Club es diferenciar sus variedades en el mercado, contando y potenciando las características que posee cada variedad de fresa.

El Club asiste a los viveristas y productores, desde la plántula hasta el producto final en el lineal, cuidando también el envase, que transfiere información gracias a la asociación de una marca.

2021 es el año cero del proyecto, que tendrá varias fases. Hemos lanzado la marca varietal Rossetta y pretendemos iniciar otros proyectos de mejora para las otras dos marcas varietales: Marimbella y Gioelita. El objetivo es incluir en el Club todas las variedades desarrolladas por Nova Siri Genetics. Queremos crear una cadena de suministro armonizada.

¿Qué acciones de comunicación se llevarán a cabo en un futuro próximo?

Se planifican actividades B2B y B2C, con el objetivo de desarrollar el conocimiento de la marca con los operadores del sector. Los compradores son nuestro público objetivo y también participan en el proyecto Club.

¿Por qué se utiliza cada vez más el modelo de variedad Club hoy en día?

El Club nos permite resumir las necesidades de los distintos actores de la cadena de suministro: escuchamos tanto las necesidades del mercado, como a los productores, compradores o viveristas. Te conviertes en el punto de referencia en la búsqueda de la variedad, sabiendo que detrás de ella hay trabajo en equipo.

¿Qué hay de nuevo en los frutos rojos?

Nuestra investigación no se limita a la búsqueda de nuevos cultivares de fresa, sino también de otras berries con bajo requerimiento de horas de frío, como moras y frambuesas, productos cada vez más demandados por el mercado.

Fuente: FreshPointMagazine