Un año más, la empresa de investigación y experimentación de variedades de fresas y frutos rojos, Nova Siri Genetics, repite como patrocinadora del Congreso Internacional de Frutos Rojos. Y es que, a pesar de tener su sede principal en Basilicata, Italia, esta firma está apostando fuerte por su desarrollo en Huelva.

José Miguel Arias, pionero del cultivo de fresas española, y Nicola Tufaro, genetista, fueron los fundadores de la empresa en el año 2005. Desde entonces, han patentado 10 variedades de fresa, junto con otras que están a punto de lanzarse al mercado que, según la empresa, podrán aportar un gran valor a los agricultores onubenses.

En Italia, sus variedades representan el 37% de las 2.500 hectáreas cultivadas con fresa en el sur del país. Lo que corresponde a 62 millones de plantas distribuidas. En España, por su parte, la presencia de Nova Siri Genetics se está consolidando año tras año, hasta el punto de cubrir, con sus variedades, una cuota del 9% (35 millones de plantas) sobre el total de plantas de fresa distribuidas a los productores de la provincia de Huelva en 2021. Las variedades más populares son Melissa, NSG 203 – Marimbella®, NSG 207 – Gioelita® y NSG 120 – Rossetta®, todas de día corto, rústicas y vigorosas, cuya producción comienza en enero y continúa hasta junio.

La compañía cuenta con una oficina en Palos de la Frontera, desde donde asesoran y solucionan las posibles dudas de los agricultores día a día a pie de campo. Además, recientemente han inaugurado un nuevo centro de investigación en Policoro (sur de Italia) dotado con la última tecnología. El centro dispone de un laboratorio de investigación, un invernadero de 500 metros cuadrados altamente tecnológico e innovador y 10.000 metros cuadrados de campos experimentales, en los que las selecciones varietales están presentes en diferentes etapas de evaluación. La inauguración tuvo un alcance internacional, de hecho, además de representantes del sector fresero italiano, asistieron viveristas y productores españoles, junto con otros invitados de Túnez, México y Australia. Fue una excelente oportunidad de encuentro entre los distintos protagonistas del sector, lo que permitió a la empresa presentar los frutos del trabajo de estos primeros años de vida y las perspectivas de futuro. Dado el éxito e interés que ha despertado el evento, Nova Siri Genetics tiene previsto organizar una jornada de puertas abiertas anual del centro, con el fin de permitir la visita a todos aquellos que estén interesados en conocer más a fondo su proyecto.

La investigación de Nova Siri Genetics se dirige a los productores de la cuenca mediterránea, con el objetivo de agregar valor al sector de la fresa con la introducción de variedades innovadoras que satisfagan las necesidades de productores y consumidores. Se centran en tres puntos principales: rusticidad, calidad y precocidad. El objetivo es obtener variedades tolerantes a los principales patógenos fúngicos del suelo y del aparato aéreo para reducir el uso de agroquímicos, garantizar ventajas para los agricultores y una mayor salubridad para los consumidores.

Para Nova Siri Genetics, calidad es sinónimo de variedades capaces de producir frutos con excelentes características organolépticas requeridas por el mercado, como aroma, sabor y belleza de los frutos. Además, es fundamental que los frutos tengan una larga vida útil, por lo que características como la consistencia de la pulpa y la elasticidad de la epidermis son imprescindibles.

Finalmente, la búsqueda de la precocidad es fundamental para cumplir con la desestacionalización del consumo del producto fresa. Por ello, en los últimos años se ha prestado atención a variedades que garanticen la producción ya en los primeros meses de invierno.

Fuente: Huelva informacion