“En los últimos años, Nova Siri Genetics ha cosechado grandes éxitos especialmente en el programa de fresa. Después del lanzamiento de las variedades Melissa y Marisol, estamos inmersos en la difusión de nuevas variedades como Gioelita® (NSG207) y Rossetta® (NSG120). Esta última está disponible solo en algunas zonas del área de Metaponto, en Basilicata (Italia), y refleja muy buenos resultados desde un punto de vista técnico- agronómico. En España tenemos otras variedades en producción y en diversos ensayos, y Marisol ya se cultiva en Marruecos y en algún otro país mediterráneo", explica Nicola Tufaro, breeder de Nova Siri Genetics.

"Somos una empresa privada especializada en la investigación, desarrollo y multiplicación de fresas y frutos rojos. Nuestro objetivo es seleccionar nuevo material adecuado a climas mediterráneos, enfocando la investigación en la identificación de variedades que brinden, no solo una fruta de muy alta calidad, sino también que sean rústicas, es decir, tolerantes a los principales patógenos fúngicos del suelo y del ambiente, con el fin de minimizar el uso de agroquímicos y permitiendo un ahorro para los agricultores y una mayor salubridad del producto. El método de trabajo utilizado para la mejora genética es el clásico, que significa el cruce de parentales con una alta aptitud entre ellos”.

"Durante varias décadas, solo hemos utilizado variedades californianas y españolas. Ahora, la investigación avanza y es italiana. La respuesta por parte de los productores para estas nuevas variedades de fresa es muy satisfactoria. Recientemente hemos añadido al programa Marabella® (NSG 203), por ahora extendida únicamente en algunas zonas de Caserta (Italia). Es una variedad muy productiva, con un grado medio de brix y de un color rojo brillante también en invierno. La productividad y la vida útil son dos parámetros que pronto serán verificados, ya que este es su primer año de ensayos".

"En la región italiana de Basilicata, nos hemos centrado en Rossetta® y Gioelita®, dos variedades complementarias. La primera es muy temprana, con frutas excelentes, brillantes y de color intenso incluso cuando las temperaturas permanecen bajas y los cambios de temperatura son frecuentes. Es capaz de producir 450-500 grs. por planta también a finales de marzo. Se diferencia de otras variedades tempranas porque comienza a dar frutos desde finales de diciembre, con una concentración de producción en los meses de enero, febrero y marzo. Gioelita®, por otro lado, es un poco más tardía, con calibre medio-grande, alto grado Brix y color brillante".

"Tratamos de encontrar las mejores prácticas agrícolas y comprender mejor su gestión, con el objetivo de presentar una variedad a los agricultores que haya sido probada en todas las formas y condiciones posibles. Las primeras impresiones que nos llegan de nuestros clientes son muy positivas: los mercados parecen estar interesados ​​en estas nuevas fresas con un color y sabor sin precedentes".

Fuente: FreshPlaza.it