"La tendencia de las fresas en los mercados en el último período ha tenido muchos altibajos: marzo fue muy malo con precios cercanos a los 2 euros por kilo, mientras que en febrero estábamos a 3 euros el kilo. En abril, los precios subieron ligeramente, llegando a 2,50 euros por kilogramo, mientras que la semana de Pascua alcanzaron un máximo de hasta 4 euros ".

Luigi Costanzo, administrador de la empresa cooperativa agrícola Zenatura de Villa Literno, en la provincia de Caserta, ofrece una visión general del progreso de la campaña de fresas a Italiafruit.

La compañía posee diez hectáreas de cultivo y produce principalmente fresa, pero también espárrago, melón, judía verde y fruta de hueso.

Solo cultivamos dos variedades de fresa: Melissa, que comienza en enero, y Sabrina, más tardía, que comienza a principios de febrero. Ambas nos ofrecen una buena consistencia y un excelente sabor, así como las mejores propiedades organolépticas en relación con nuestro terreno. Estos cultivos están íntegramente en túneles y hasta ahora vamos en línea con la producción del año pasado, equivalentes a 50 toneladas de Melissa y 30-40 toneladas de Sabrina ".

Sobre la mano de obra agrega: “No tuvimos problemas porque, al tener más cultivos, creamos un circuito estacional anual que siempre nos asegura la cantidad adecuada de personal. Tal vez encontraremos algunos problemas más tarde, cuando la variedad Sabrina entre en plena producción en cuanto aumente la temperatura y, sin duda, deberemos hacer dobles turnos para la recolección".

"Vendemos nuestros productos principalmente en los mercados de Bolonia, Florencia y Padua, donde ya tenemos muchos clientes fijos, dice el empresario, y distribuimos los productos desde nuestro centro logístico en Giugliano. Todos nuestros productos se procesan en la empresa, cuidamos mucho el packaging, ofreciéndolo en diferentes materiales: papel, cartón o plástico en función de las necesidades de nuestros clientes. La pandemia también ha cambiado nuestra vida cotidiana, pero nos hemos adaptado con todas las precauciones necesarias como el uso generalizado de mascarillas y guantes, guardando la distancia mínima de un metro y medio o dos metros ".

"Además del packaging con la marca Zenatura, también vendemos una segunda línea llamada Fragolissima - concluye Costanzo - ambas líneas denotan un producto de nicho, cultivado naturalmente y sin el uso de pesticidas".

Fuente: Italiafruit News